Jueves 8 Mayo 2008; ¡Por fin es jueves!

    

 

     ¡¡Por fin es jueves!! Si alguien me preguntara cual es mi día favorito de la semana, sin duda alguna le diría que son los jueves. La primera mitad de la semana llegas a casa cansada, echando pestes de tu jefe, criticando la actitud de algún compañero que va a por ti, cansada de los clientes, vamos, que llegas hasta los mismísimos del curro. Sin embargo, cuando llegan los jueves todo cambia, solo queda un día de trabajo, el viernes, que por norma general estas tan eufórica, tu cuerpo esta tan lleno de adrenalina, que no sueles hacer mucho. Los treinta minutos del café se alargan a una hora, risas con los compañeros y preguntas sobre los planes para el fin de semana. En la oficina hay mucho movimiento, pero es mas por saber que van a hacer los demás, que por el trabajo en si, por eso cuando llegan los lunes te encuentras con el mogollón. Además, la noche de los jueves te puedes permitir el lujo de quedar con tus compañeros del trabajo a tomarte unas cervecillas y lo que se tercie, porque el fin de semana esta a la vuelta de la esquina.

 

     Pero esta noche en vez de irme con los compis de birras, he quedado con Carol y con Sara. Carol necesita hablar de su affaire con Gerard constantemente para no sentirse como una zorra sin escrúpulos, y las únicas que lo sabemos somos Sara y yo, así que esta noche nos la llevamos de tapeo y después iremos a una coctelería muy in que han puesto en la ciudad.

 

     El domingo cuando Carol estuvo en casa no se podía dormir, estaba muy nerviosa porque no puede controlar la situación que esta viviendo con Gerard y si de algo se ha caracterizado Carol, ha sido de llevar las riendas no solo de su vida sino de la vida de los que le rodean, de tenerlo todo bajo control, por eso esta situación la esta desbordando. Por un lado ella esta convencida de que Mateo es el hombre de su vida y qué por nada del mundo lo dejaría escapar, dice que están hechos el uno para el otro y que ella sin él no es nadie. Pero por otro esta Gerard, que la vuelve loca, le saca esa fiera que toda mujer lleva dentro. Cuando lo ve, un escalofrió recorre su cuerpo de cabeza a pies, se excita hasta limites insospechados, fantasea con su cuerpo, sus labios, su aliento, sus manos recorriendo su cuerpo, a veces incluso se moja de excitación solo jugando con los miradas. Le produce orgasmos sin llegar a tocarla, tienen un sexo salvaje, irracional, furioso, es una atracción física tan intensa que es incapaz de frenarla, y ponerle fin, es algo que por ahora esta fuera de sus planes.

 

     Nosotras siempre pensábamos que Carol, cuando empezara a salir con alguien se separaría un poco de nosotras, para convertirse en la tipica pareja estipulada por la sociedad. Comida los sábados en casa de su madre, los domingos por la mañana visita a la familia de su novio, por la noche cena en el restaurante de moda del momento y la guinda del pastel seria un besito de su novio de buenas noches en el portón de su casa. Después de unos años así, se casaría de blanco por la iglesia, con quinientos invitados, esperarían un par de años para tener su primer retoño, al que le pondrían el nombre de un abuelo o abuela y después de otro par de años, tendrían un segundo hijo al que esta vez le pondrían el nombre del padre o de la madre. Pero todo eso se vino abajo hace unos meses, para ser mas exactos el día que empezó a trabajar en una empresa de diseño grafico como publicista y conoció a Gerard, que casualmente era su jefe. Un madrileño aficionado al padel de unos 34 años, alto, moreno, un poco desgarbado a la hora de vestir pero con un cuerpo de infarto según palabras de Carol. Nosotras no lo conocemos, ni tenemos la más mínima intención de hacerlo, Mateo no se merece eso. Así que este Thursday night nos habíamos propuesto Sara y yo conseguir que Carol ordenara sus ideas y tomara una decisión lo antes posible para que ningún miembro del trío sufriera mas de lo necesario.

 

 

     Posiblemente no sea yo la más indicada para hablar de sufrimiento y mucho menos para aconsejar a nadie después de lo que estoy viviendo con Paolo. El lunes por la noche cuando llegué a casa lo llamé y quedamos el martes para comer. Hablamos tranquilamente como dos adultos, ¡buag! como odio esta palabra, le dije lo que sentía, que le quiero, pero que aun no estoy preparada para que se venga a vivir conmigo. La verdad, no me imagino haciendo de madre de un tío con treinta y un años, ni refunfuñando cada vez que se deje la tapa del bater levantada, ni diciéndole que haga las tareas de la casa que le corresponden ese día, ni esperándolo despierta hasta las tantas después de haber tenido un día agotador en la oficina, para ver que tal le había ido el día. Cuando Paolo escucho mis palabras se sintió un poco decepcionado, se lo note en la cara, por eso cuando nos íbamos, me dijo algo que me dejo pensativa, de echo, sus palabras iban y venían a mi cabeza una y otra vez a lo largo del día, Amanda no sé hasta cuanto aguantaré esta situación, ya no me quedan muchas fuerzas para soportar tus caprichos de niña mimada.

 

     Pero…¿Qué coño es eso de niña mimada? ¿Caprichos? ¿Pero de que hablaba? ¿ Se ha vuelto loco? Tampoco pido tanto, solo quiero saborear la vida, disfrutar de ella, amarla, sentirla, hacer y deshacer a mi antojo… y… compartir mi espacio con alguien, no entra por ahora dentro de mis planes, no me planteado el porque no quiero vivir aun con Paolo y por ahora es mejor no hacerlo, no me gustan las sorpresas.

 

                                                                                                                                                Amanda

 

Anuncios

Una respuesta to “Jueves 8 Mayo 2008; ¡Por fin es jueves!”

  1. Martha Says:

    Al final encontré tu blog… no era tan difícil, es que por las mañanas mi pobres neuronas sufren claustrofobia en la oficina.

    Gracias por haberte pasado por ‘la vida secreta de las fresas’ 🙂

    Por cierto, tu entrada de hoy me ha hecho pensar en la forma de vida que llevamos los treintañeros… ya le llevaba yo dando vueltas en la cabeza un tiempo. Igual me animo y escribo algo al respecto.

    besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: