Martes 13 Mayo 2008; Paolo ha vuelto

 

 

     El lunes por la mañana me levanté con una sonrisa de oreja a oreja recordando el fin de semana que había pasado con Paolo en una casita rural en Vélez Blanco, un pequeño pueblo de Almería. Fui yo la precursora de la idea, después de lo que había pasado entre nosotros, tenía la sensación de que debía de arreglar las cosas y además demostrarle a Paolo que a mi también me importaba nuestra relación tanto o más que a el.

 

     Llegamos a Vélez Blanco el viernes por la tarde, la casa estaba un poco retirada del pueblo lo que le daba un toque mas romántico a nuestra cita. Íbamos a pasar un fin de semana aislados en medio de la nada. Era una pequeña casa de madera que constaba de una diminuta habitación, una cocina-comedor con chimenea y un baño. Tenía un toque rural, ya que de sus paredes colgaban con gracia pequeños utensilios que se usaban para trabajar en el campo. Pero lo que mas me gusto, fueron sus enormes ventanales desde los que podías divisar todo el paisaje. Sin duda era la casa perfecta para un fin de semana romántico en el que por primera vez tendría que demostrarle a Paolo que era el hombre de mi vida, o al menos esa era mi intención.

 

     El viernes mientras Paolo fue a buscar leña para encender la chimenea yo me quede en la casa preparando la cena más romántica que jamás hubiera soñado. Ya se que cuando alquilas una casa rural la leña viene en el lote, pero en este caso yo me encargue personalmente de que el dueño no dejara ni un tronco cerca de la casa para que me diera tiempo a prepararlo todo. Así que me puse manos a la obra y preparé un entrante, un primer plato, y  postre..mmm…delicioso . Todo esto acompañado de una botellita de vino tinto que tanto le gustaba a Paolo. Cuando llegó, pude ver que su rostro reflejaba una expresión que jamás antes había visto en él y es lógico, porque yo no soy nada dada a preparar este tipo de eventos, mas bien es él, el que organiza cenas sorpresa, viajes y escapadas yo…voy un poco mas a mi bola. Por eso supe enseguida que había conseguido metérmelo en el bolsillo, que volvería a confiar en mí y que al menos durante unos meses lo tendrá alejado de la idea de irnos a vivir juntos.

 

     Posiblemente esta noche la recuerde como una de las noches más fascinantes que he pasado con Paolo. Después de la cena nos tumbamos en el sofá frente a la chimenea, con nuestra copita de vino en la mano. Solo nos dio tiempo a bebernos un par de copas porque enseguida empezaron las miradas que dieron paso a las caricias y a los besos y todo esto culminó con uno de los encuentros sexuales más fascinantes que he tenido con Paolo. Sentí como si fuera la primera vez que lo hacíamos, sus manos parecían otras al rozar mi piel, cada beso, casa caricia me hacía estremecer. Fue todo muy lento y apasionado y que culminó con un estallido de placer que me hizo tocar el cielo.

 

     El resto del fin de semana apenas salimos a la calle lo dedicamos a… asuntos propios. Y fue allí, en esa pequeña casa de Vélez Blanco donde volví a reencontrarme con ese italiano apasionado y salvaje que hace tres años había conocido en una calle de Murcia camino del trabajo. Paolo volvía a ser el mismo de siempre. No pude dejar de admirar su belleza en todo el tiempo que pasamos allí. Su melena negra azabache y la gracia con la que se hacía esos moñitos, esos ojos negros de expresión misteriosa, su piel bronceada, sus enormes brazos que cuando me rodea con ellos, siento esa fuerza que desprende y esos labios que nunca dejaría de besar. Era una mujer feliz, por fin Paolo había vuelto.

 

                                                                                                                                          Amanda

 

PD. Si pinchas en Cocina o en ¡Recetas para cuparse los dedos!, podras ver la receta de la cena del vienes que le hice a Paolo. ¡Seguro que os gusta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: