Resumen de la segunda semana de junio

 

El martes como habíamos acordado quede con Sara y Carol después del trabajo para que Carol nos contara su viaje secreto a Praga con su…es que no se como llamarlo…con Gerard, dejémoslo así.

 

Quedamos a las cinco de la tarde en una cafetería del centro de Murcia. Así que a las cinco menos cinco salí pitando del estudio y me fui como una bala al lugar de encuentro. No se si habéis estado en Murcia ciudad en el mes de junio, pero es algo así como estar en un asadero de pollos en pleno agosto. Cuando llegue parecía que acababa de correr la maratón. Se me salía el alma por la boca, ¡maldito calor!

 

Cuando llegue, ellas ya estaban dentro esperándome. Me pedí algo y fui a sentarme. Note a Carol nerviosa o al menos esa fue la impresión que me dio. Pero nada de eso. Empezó a relatar su fantástico fin de semana en Praga, lo que había hecho y visto, lo bien que la trato, lo maravilloso que es Gerard, las sorpresas que le dio, los regalos que le hizo, las cosas que le dijo…De su cara emanaba una felicidad que envolvía el ambiente, pero esta duro poco. Para ser mas exactos, hasta que Sara le pregunto ¿Qué vas a hacer ahora? y Carol intentando evitar la conversación que se avecinaba le dijo No te entiendo, ¿Qué voy a hace de que? Por lo pronto beberme el granizado y siguió sorbiendo de la pajita. Sara me miró con cara de ¿esta de que va? Y cuando dejo de sorber y levanto la cabeza, Sara y yo la mirábamos fijamente, queríamos una respuesta. ¿Qué era esa tontería de esquivarnos? ¡A estas alturas! Nos miro y dijo Vale, joder. Iros a la mierda. Y comenzo a llorar.

 

Cuando consiguió articular palabra, nos contó que desde que volvió de Praga no había visto a Mateo, y que apenas habían hablado una hora. Y claro, teniendo en cuenta que Carol y Mateo jamás se habían separado, que se veían todos los días y que cuando no estaban juntos se pasaban las horas al teléfono…pues esto…no era muy normal. Pero… ¿Que pensaría Mateo de la actitud de Carol? ¿Se lo has contado? Entonces me miro y me dijo ¡No es tan fácil! Quiero a Mateo, son muchos años con el y el hecho de dejarlo, no es una decisión fácil. No quiero arrepentirme, necesito estar segura. Entonces le dije Pero esta situación no la puedes alargar mas, no es bueno para ti y lo sabes. Si realmente quieres a Gerard, acaba con esto de una vez. Entonces Carol se echo hacia atrás en la silla y dijo No me entendéis.

 

Claro que la entiendo. Carol lleva siete años con Mateo y el hecho de romper con todo lo que tiene es muy difícil. No solo es romper con una persona, sino todo lo que esa persona conlleva. Es romper con muchos sueños comunes, con proyectos, con sentimientos, conversaciones, secretos, pasiones, tristezas, gente y un largo etcétera. Dar explicaciones. Además, ver sufrir a la persona que has querido durante siete años de tu vida es un trago muy amargo. Pero luego esta la otra cara de la moneda, Gerard, un tipo que le gusta, la vuelve loca, desata en ella una pasión desmesurada, viajes, nuevos proyectos, un futuro. Pero sobre todo mucha incertidumbre y poca seguridad. ¿Qué pasara? ¿Y si luego…? ¿Y si no…? ¿Y si él…?

 

Yo soy de las que dice que en la vida el que no arriesga no gana. Si una cosa es tuya lo será, des las vueltas que des. Quizá me equivoque, pero no me gusta quedarme con las ganas de saber que habría pasado. Mejor lo averiguo y terminamos antes.

 

Antes de despedirnos de Carol, le dijimos que se fuera un par de días a algún balneario de la región. A descansar, a desconectar del mundo, pero sobre todo a poner sus ideas en orden. Parece que la idea le gustó, ya veremos…

 

Me dio mucha pena el modo en que se fue pero…no podemos hacer mas, es ella la que debe salir de este mar de dudas. Solo ella puede aclararse, porque es la única que sabe lo que realmente quiere.

 

Sara me acerco a casa y de camino me contó que aun seguía quedando con Roberto. Y antes de que yo pudiera hacer alguna insinuación me soltó Me gusta como folla. Así es ella…tan directa y clara…como el agua…

 

Entre tanto consuelo no pude decirles que yo también tenia una noticia…que por fin había dado el gran paso, ¡estaba viviendo con Paolo! pero…esta claro que tendría que ser en otro momento.

 

El resto de la semana pasó sin más. Trabajo, casa y casa, trabajo. Alguna peli, buenos ratos de lectura, vinito, cerveza, buenas cenas y… sexo, muchooooooo sexo. Creo que esta, es sin duda una de las grandes ventajas de vivir en pareja, ¿No estáis de acuerdo?JJJ 

 

                                                                                                                                                     Amanda