Martes, 17 junio 2008; Una pequeña gran noticia

 

 

Esta mañana me he levantado sin decir ni mu, después de nuestra pelea de ayer me apetecía seguir sin hablarle a Paolo un poco mas, para que viera lo dura que soy.

 

Nunca pesé que estar enfadada con tu pareja una vez que vivís juntos fuera tan aburrido y mantenerla, fuera… ¡insoportable! Así que el día pintaba un poco espesillo.

 

La mañana pasó leeenta, muy muy leeeeenta. Mi jefe otra vez estaba a pan y agua. Desde que entró por la puerta no habia dejado de gritar, ¡esto se esta convirtiendo en una rutina! Aun recuerdo las primeras semanas que pase allí, todo eran sonrisas, miraditas, palitos en el hombro, piropos, pero en dos o tres meses todo cambio y mostró esa bestia que lleva dentro. Maldito capullo, que ganas tengo de quitármelo de encima, claro que entonces vendrá otro y será igual. Aaaah (suspiro) esto de los jefes es la pescadilla que se muerde la cola, aunque claro, no creo que Carol piense lo mismo…

 

Así que cuando se aburrió de gritar se metió en el despacho y con un portazo se despidió de nosotros. Hasta que una maldita llamada lo perturbó de nuevo, abrió la puerta cual toro sale al ruedo, me miró con los ojos desencajados, se acercó a mi, me puso algo parecido a un papel en la mano y me dijo Amanda, tienes que ir a ver a estos clientes, ya. Yo no puedo Iván, sabes que tengo miles de cosas que hacer antes de que acabe esta semana. A lo que me respondió con una sonrisa de capullo Pues ya tienes otra más. Y así fue como me dejo plantada de pie, frente a la puerta de su despacho y con una depresión de caballo. Miré la hora y casi no me pongo a llorar. Eran las doce de la mañana. Que.. ¿Qué quiere decir eso?

 

Que me tocaba salir en pleno mes de junio a patearme las calles, nada más y nada menos que a las doce de la mañana con el chicharro en to lo alto. ¡Estábamos a unos 30º! Así que sin más remedio, cogí mis cosas y me fui para no volver… Ojala, pero… tengo una hipoteca que pagar y no me puedo permitir el lujo de mandarlo todo a la mierda. A cambio volví a la hora de comer, con hamburguesa en ristre. A ponerme con la montonera de trabajo que tenía encima de la mesa.

 

Así que, después de una insolación, una deshidratación (a pesar de beberme dos botellines de agua), de ponerme como una gamba, de sudar como una cerda, de tener los pies hinchados, de dolerme la cabeza…Después de todo eso, subí a la oficina, ya solitaria, me senté y mientras me comía esa hamburguesa fría y las patatas tan sudadas del calor que parecía que estaban mojadas, mire el reloj, las tres de la tarde. Y yo estaba allí, delante de aquellos papeles y preguntándome ¿A que hora saldré de aquí?

 

En estas estaba, cuando se abrió la puerta del despacho de mi jefe, salio de espaldas a mi, cerro la puerta y…SORPRESAAAA… Cuando se dio la vuelta allí estaba yo con media hamburguesa dentro de la boca y todo el ketchu bajando por mi mano hasta la muñeca. ¿Pero que coño hace este tío aquí? Pensé. Entonces antes de que pudiera hacer ningún movimiento, me dijo ¡Amanda! ¿Qué haces aquí a estas horas? ¡Maldito cerdo! ¿Qué que hago aquí? No se, quizá algún gilipollas ha decidido mandarme a patear las calles de Murcia y no he podido hacer nada…Pero en vez de eso le dije mientras me limpiaba, Iván, acabo de llegar de la calle y ya sabes que tengo que revisarlo todo antes de que acabe la semana. Me miro, se dio la vuelta mientras decía, bueno, pues yo me voy a casa. Nos vemos mañana. Y por supuesto antes de irse lanzo el dardo final, Ah, y que no se te olvide la reunión del jueves. Aaaaaaaaaaaah! Le hubiera tirado el resto de la hamburguesa a la cabeza pero en vez de eso, le sonreí.

 

Cerré la puerta de la ofi ¡a las siete de la tarde! Y encima estaba haciéndome la dura con Paolo, jodeeeeeer ¿que más me podía pasar? Y entonces fue cuando tiritiririrtirirititiririrtiiti, el móvil estaba sonando. Rápidamente abrí el bolso y mientras buscaba el móvil en aquella jungla, dejo de sonar. Pero a los segundos itirritirirtiritirtiritirtiitirtiri. Cogí el móvil, mire la pantalla y Carol llamando. ¿Se lo habrá contado ya? ¿Qué habrá pasado? Descolgué y una voz acelerada me decía cosas que no entendía muy bien.

 

A: Caroooooooooooool para, paraaaaaaa. Que no te entiendo.

C: Amanda estoy delante de la taquilla del cine y ¿a que no sabes que entradas están a la venta?

A: Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii ¡Como no lo voy a saber!

C: Tía, ¿Las compro?

A: Siiiii, siiiii, siiii

C: Ok, luego te llamo. Un beso.

A: Ciao

 

Acababa de meter el móvil en el bolso cuando…tiritiritiritritirtiritritirtirti

 

A: Dime

C: Amanda, muy fuerte. Hay preestreno de la peli el jueves. ¡ Pre-estreno!

A: Cómpralas, pero yaaaaaaaaaa.

C: Tía, un preestreno de la peli, jaja,

A: Ya, oye, el plan sigue en marcha, ¿no?

C: ¿Lo dudas? Nos vemos el jueves a las 21:00, ¿ok?

A: Perfecto. Un beso

C: Muak

 

 Violeta, Sara, Carol y yo somos fieles seguidoras de la serie Sexo en Nueva York. Cuando nos enteramos que iban a hacer una peli decidimos no solo ir al estreno sino como buenas frikis sexeras vestirnos como ellas, algo de lo que me estoy arrepintiendo. Encajamos a cada una con un personaje, aunque he de decir que alguna fue difícil de encajar…

 

Así fue como termino mi día. Y aunque no lo creais, esta pequeña tontería, me hizo olvidar el horroroso día que había pasado. Ahora solo tenia ganas de llegar a casa, dejar de hacerme la dura con Paolo y recuperar el día perdido…

                                                                                                                                   Amanda

                                                                                                                                       

Anuncios

16 comentarios to “Martes, 17 junio 2008; Una pequeña gran noticia”

  1. Celeste Says:

    A veces son las pequeñas cosas las que nos hacen salir de las miserias de cada día. Una llamada que nos hace recordar que somos algo para alguien, un elogio, una buena película…

  2. eldiariodeamanda Says:

    Tienes toda la razon.

    Ni te imaginas el cambio radical que dio el dia despues de la llamada!!!

    Un beso,

    Amanda

  3. thebazaarofarts Says:

    Menudo soplo de aire fresco. Reí y lloré al ver la peli,

  4. thebazaarofarts Says:

    Decía antes de que se me editara el comment, que…

    Menudo soplo de aire fresco. Reí y lloré al ver la peli, os encantará. 😀

    Menudo jefe más capullo, ese tipo de injusticias me hacen hervir la sangre.

    Un besazo,

    Ira

  5. acoolgirl Says:

    Buenooo… y cual de ellas eres tu??? xDDD

    Claro que si, las pequeñas cosas son las que nos alegran el dia!! En mi trabajo tambien estan jodiendo (hablando mal) bastante al personal y yo, claro, no me libro… ¿sera cosa del calor??

    Ayssss…

    Un besitooo

  6. eldiariodeamanda Says:

    Ira: ¡Lloraste! ¡Con la verguenza que me da llorar en el cine! Lo digo porque yo lloro ¡hasta con los anuncios! Se que me va a dar algooooooo. Tengo unas ganas locas de verla. Cuando lei que tu ya la habias visto…¡¡¡aaaaah!!! ¡Que envidia!

    Acoolgirl: No se si sera el calor, porque en invierno..el mio sigue igual de porculero…Eso se ve que viene ya con el carnet de jefe. Con lo que rendiriamos si nos trataran como a personas…yo…dejaria de leeros en el curro…jajajaja. ¡Ni de coña!.
    La que soy yo…lo contare en una proxima entrega… 🙂

    Dos besillos grandotes,

    Amanda

  7. Spiderman Says:

    Desde luego ¡qué tontos somos!. Yo, el primero ¡eh!.
    ¿Se han parado a pensar la cantidad de esfuerzo y tiempo que perdemos por mantener reacciones que realmente no sentimos?, sobre todo con las personas que menos deberíamos ¿o no?. :mrgreen:
    Y no me refiero sólo a los enfados ficticios por demostrar “cosas” (para mi gusto innecesarias, esas personas ya nos tienen fichados 😉 ) sino también en todo lo contrario, como mantener una buena cara (falsa por cierto, por educación, conveniencia, ¡llámalo X!) o ser “políticamentes correctos”. ¡En fin, eso es lo que tiene vivir en sociedad! 😉

    Un besazo 😉

  8. eldiariodeamanda Says:

    Ayyy, superheroe, que razon tienes.

    Ademas tu entenderas mas de todo este tema teniendo en cuenta tu doble personalidad… ¿no? 😉

    Un beso,

    Amanda

  9. Spiderman Says:

    eldiariodeamanda ¡me está mal acostumbrando! 🙂 .
    Me da la razón en todo pero me pregunto… ¿por ser políticamente correcta? 😈

    ¡Efectivamente!, por eso hablo del tema 😎 es lo que tenemos los superhéroes. 😉

    Otro besazo, Amanda 😉

  10. eldiariodeamanda Says:

    ¿Como no le voy a dar la razon?, ¡los superheroes siempre la llevan! Pero no se preocupe que cuando no la lleve se lo dire. Naci politicamente incorrecta…

    Vengo notando de algun tiempo a esta parte que me trata de usted. ¿No te importara que te tutee? o prefiere formalidades, es que no quiero pecar de mal educada…

    Un beso,

    Amanda

  11. Spiderman Says:

    eldiariodeamanda No esperaba menos de usted 😉

    El tratamiento es deformación, no es en exclusiva con usted, en el convento dónde más tiempo me paso de ronda, el tratamiento para mi es importante, es una muestras de respecto y educación. Lo mantengo hasta que me apeen de él. Si es ese su caso estaría encantado de hacerlo 🙂

    ¡Qué lote me estoy pegando! 😈 otro beso 😉

  12. eldiariodeamanda Says:

    Por mi encantada de que te apees del “usted”. El “tu a tu” es mucho mas…familiar, directo, etc..

    Esto es un lote virtual, jajajajajajaja.

    Un beso (de verguenza)

    Amanda

  13. Spiderman Says:

    Tus palabras son órdenes 😀

    jajaja, lo podríamos llamar así. ¡Qué bueno!

    ¡Por favor, un beso! de vergüenza, ¡así ya no lo disfruto! 😈

  14. M. Superiora Says:

    Los jefes están trazados casi todos por la misma tijera 😦
    Algunas personas no entienden que no hace falta ser capullo para ser jefe 😦

    Aunque yo tuve la suerte de trabajar con uno que es una persona mas excelente.

  15. abeja-maya Says:

    En primer lugar felicitarte por el blog.
    Llevo mas de dos años dando vueltas por la blogsfera y hacia mucho tiempo que no me encontraba con un blog así. Me ha enganchando desde el principio. Es más, me lo he leído del tirón (hoy no he currado nada, jajajajajajajaajaja)
    Me gusta mucho tu manera de escribir, haces que Carol, Violeta, Paolo, Sara,etece, sean como de toda la vida.

    Ahora mismo voy a enlazarte en mi blog para seguirte más de cerca.

    Un besazo guapa.

    P.D. ¿Que personaje eres tu? El de Sara lo tengo claro, creo.

  16. eldiariodeamanda Says:

    Buenas,

    M.SUPERIORA, cuando mejor se rinde en el trabajo es cuando tu jefe en vez de tratarte como una mierda porque su vida es un desastre, te apoya y te anima. En el curro que tuve antes era asi y se trabajaba de otra manera. Incluso ¡no me daba pereza levantarme los lunes! 🙂 Pero ahora…todo es diferente.

    ¡ABEJA-MAYA bienvenida a Amanda´s world! Me hace mucha ilusion, me animan mucho tus palabras a seguir con el blog. ¡Graciass!. ¿Te lo has leido del tiron? Joe, con la letra tan pequeña que tiene te habras quedao medio ciega, jajaja. ¡¡Gracias tambien por enlazarme!!. Ah! que sepas que desde que empece a escribirlo, yo tambien…¡trabajo menoooos! 🙂
    Lo del personaje que soy yo…lo dejo para una proxima entrega 😉

    Un besazo,

    Amanda


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: