Jueves, 19 junio 2008; El estreno de…Sexo en Murcia (II Parte)

 

 

  Fue la cena más especial que he disfrutado en mucho tiempo. Después de cuatro años, volvimos a hablar de chicos, de lo que éramos y de lo que somos, de cómo hemos cambiado, de lo que seria volver al pasado aunque solo fuera por una noche. Violeta convertirse en la chica inocente, defensora de lo imposible, Sara tendria eso que parece se le resiste y que tanto necesita, el amor. Carol recuperar la vida que tan feliz le había hecho y que tanto añoraba y yo… a mi me hubiera gustado cerrar los ojos y volver a ser libre, a sentir como cada noche que salía el éxito estaba asegurado, me hubiera gustado volver al punto en el que estábamos al principio, cuando nos conocimos, sin problemas, sin dudas, sin engaños. Pero aquello era el pasado, ahora teníamos que mirar hacia delante y seguir viviendo como hasta ahora, haciendo lo que queremos para poder alcanzar lo que todos anhelamos, la felicidad.

 

  Cuando llegamos al cine las luces estaban ya apagadas y los trailers habían comenzado. Nunca os lo he dicho pero odio profundamente entrar al cine cuando la sala ya esta a oscuras, será una manía pero a mi me gusta llegar al menos con 10 minutos de antelación y sentarme tranquilamente en mi butaca, charlar un ratico y … a ver la peli. Pero estaba claro que no fue el caso. Me agarre a Sara mientras subía aquellas escaleras, pensando en no dar mucho el espectáculo. Cuando nos sentamos te juro que aquello ya no era ver una película era todo lo que eso acarreaba. Mi pasado, mi presente, mis amigas, los cambios, eran muchas cosas…

 

  Cuando salimos del cine, nos quedamos paradas y… ahora que, ¿nos tomamos algo? Carol y yo estábamos dispuestas a tomarnos un par de copillas, pero Sara no estaba por la labor, al día siguiente tenia que ir a Valencia por temas de trabajo. Después de mucho insistir conseguimos que se viniera aunque solo fuera a tomarse una cerveza.  Aunque esta se alargo…¡hasta las seis de la mañana!.

 

  Estuvimos toda la noche de bar en bar, hasta que llegamos a uno con música en directo. Ideal para armarla gorda. Se nos pegaban los moscones como hacia años. Tres chicas solas, monisisisimas que íbamos… Tonteamos hasta que ya no teníamos fuerza para más. Conocimos a unos chicos con los que tuvimos una química especial. Acabamos montadas en el coche de uno de ellos dirección… más bares…

 

  Carol y yo nos fuimos a casita solas, como debía ser pero Sara termino con uno de ellos…supongo que Roberto será ya historia, ¿no?…

 

  Aquella noche, por llamarlo de alguna manera, solo dormí una hora, me levante bebiendo hasta el agua de las macetas, la cabeza como siempre a punto de estallar, los ojos estaban pegados, mi boca era como un zapato, una sensación de angustia recorría mi estomago, el pulso me temblaba…pero después de muchos años, me levantaba esbozando una gran sonrisa…

 

  ¡¡Gracias chicas por estar siempre a mi lado!!

 

                                                                                                                                              Amanda

Anuncios