Sábado 28 junio 2008 ; Carol, Amanda y La selección española…

 

No es que sea muy amante del fútbol, lo mio es la natación, a no ser que juegue mi equipo, que no diré cual es para no herir sensibilidades, y La Selección española, que es mi pasión…La única que hace que se me erice el bello con el himno mientras las cámaras enfocan a los jugadores, la única que hace que salte en el sofá como una loca, la única que hace que me tire de los pelos, que me cabree, que me emocione, que llore y la única que hizo que hace unas semanas me quedara afónica (parece ser que de por vida) y desde entonces en vez de Amanda parezco Manolo.

 

La selección me creo una buena afonía aguda y larga que desemboco en una visitilla al medico y ahora estoy castigada a ser una pastillera y a echarme un spray de sabor asqueroso directamente en la garganta, que me hace morirme de angustia. También me condeno a no beber cosas frías (esto…me esta costando…), a secarme el pelo en pleno mes de junio murciano y a no hablaaaaaaaaaar. Esta ultima, misión imposible…pero si no me callo ni debajo del agua…

 

En fin, que la selección jugo el sábado y ¿que significa eso? Que Paolo se iba con sus amigos y no se si alguna que otra zorra, ya sabéis por quien va, a ver el partido. Así que Amanda quedó con Carol, amante futbolera donde las haya, fiel seguidora del Atlético de Madrid, enamorada del juego de Torres, lo que nos llevo a unas cuantas peleas. Sara no se vino, odia el fútbol profundamente. .

 

Cuando llegue a casa el domingo con mi recién estrenado morenito, despues de un fin de semana playero, empecé a buscar que ponerme para el gran acontecimiento del siglo Alemania-España. Ropa y más ropa salía del armario pero ni rastro de rojo o amarillo. Buscando buscando, ya algo desesperada, encontré unos pantalones piratas y una camiseta amarilla. ¡Perfecto! Iría de bandera.

 

Teniendo en cuenta que la mayoría de la ropa de verano aun no me la he puesto este año…Cuando conseguí meterme los pantalones, me mire en el espejo y pensé Coño, si que estoy delgada pero mi pensamiento solo duro un segundo porque zaaaaaaaaas ¡Revente la cremallera! Dios, en las que me vi para poder bajarla, la cremallera se había quedado arriba y estaba totalmente abierta. Tiraba hacia abajo pero aquello no había manera de moverlo. Mi dedo ya estaba del color del pantalón, tenia un escozor considerable y ya no me quedaban fuerzas en la mano Maldita seaaaa Empecé a sudar como un cerdo… ¿Por qué me tiene que pasar todo a mi? Me negaba a llamar a Paolo, me paso la vida comiendo verde para mantener la figura, si lo llamaba empezaría a reírse… Me tire luchando con la cremallera unos minutos hasta que por fin la baje y descanse en paz. Por supuesto, me niego a pensar que este año no me los meto, así que mañana los llevare a cambiarle la cremallera.

 

Al final me puse unos vaqueros, una camiseta roja y mi tenis brasileños en honor a Sena.

 

A las seis de la tarde Carol y yo estábamos en el bar de siempre con un cubo de cervecitas frescas delante, con la misma vestimenta, unas banderas de España en los mofletes y una gorra con los colores de la bandera y mi cámara de fotos en ristre. Carol iba autentica, forofa total y yo…no se sabia muy bien lo que era…estaba entre una india y una azafata de la formula 1.

 

Estábamos rodeadas de hombreeeeeeeees….mmm…lo que nos gusta a nosotras eso… Sentir que eres un poco el centro de atencion, que cada vez que te mueves algún ojo esta clavado en ti, cuando te levantas escuchas murmullos… ¡Como sube eso la moral! Aunque claro, éramos las únicas chicas SOLAS en el bar…y ya sabemos como son los tios…sin ofender a nadie..

 

Antes de que empezara la segunda parte Carol y yo ya nos habíamos bebido dos cubos de cerveza, con diez quintos cada uno…y eso empezaba a notarse. Cuando termino el partido estábamos como toda España eufóricas, locas, como poseídas y algo pedo… Nos quedamos un poco mas en el bar, ya casi desierto a ver como lo celebraban los jugadores en el campo, mientras nosotras lo celebrabamos con un ron con limon. Después salimos pitando a la Redonda, donde se celebran los triunfos deportivos en Murcia. Nos metimos dentro de la fuente, nos bañamos, saltamos, reímos, nos abrazamos a mil extraños, enhorabuenas iban y venían, coreamos cánticos… y un largo etcétera.

 

A eso de las dos y empapadas como ibamos, dimos por finalizada la celebración del gran triunfo español. De camino a casa nos encontramos con Mateo y sus amigos y con ellos emprendimos el camino de vuelta a la normalidad.

 

El lunes por la mañana como ya viene siendo un ritual me levante con una resaca de caballo…

 

Anuncios

5 comentarios to “Sábado 28 junio 2008 ; Carol, Amanda y La selección española…”

  1. M. Superiora Says:

    A mi tampoco me gusta el fútbol y me tragué los tres partidos, vibre sin pilas… cuanta emoción 🙂

  2. Ira Says:

    ¿Qué nos está pasando a todas que de pronto, con la selección, nos volvemos locas, seguimos el partido enterito y gritamos “¡¡joder, casi era gol!! ¡¡Uy!!” como posesas? 😀 No sé, pero me encanta, jajaja.

  3. acoolgirl Says:

    Jajajaja!!! Pero lo pasaste bien, verdad??? Pues eso es lo importante!!

    Yo he tenido que tomar el spray ese asqueroso… puaggg!!!

    Nosotros, el domingo, tambien hicimos un poco el loco… pero ninguno ibamos de rojo (y eramos unos 8)… nos dimos cuenta en el descanso!!! xDDD

    Un besitooo

  4. eldiariodeamanda Says:

    M.Superiora: Es que fue muy emocionante…me encanto. No es que no me guste el futbol pero…prefiero otros deportes…Por ejemplo nunca me tragaria un partido Sevilla-Betis por muy emocionante que fuera…a no ser que jugara mi equipo o…algun equipo español se jugara algo importante.

    Ira: Pues Ira que la seleccion es mucha seleccion. Son sentimientos, un pais entero pendiente de algo y si ademas estas fuera todo esto se multiplica por mil…

    Acoolgirl: ¿Bien? O mucho mejor…jjjajaja. ¡Como no os pusisteis algo rojoo! jajaja y lo mejor es que no caisteis..jajaja…Eso era la emocion del partido. Has tomado el spray de las Manolas, que puto asco. Es que mi voz esta muerta desde hace unas dos semanas y eso no es normal…Toy deseando volver a ser yo…

    Un beso,

    Amanda

  5. abeja-maya Says:

    Joder que envidia me ha dado.
    Yo me vine a casa solita después del partido, porque no tenía con quien celebrarlo. Eso si, me tome una copita en casa mientras veia como lo celebraban los jugadores.

    Besitos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: