12 marzo 2009; LLegó el dia

 

Llevo desde las nueve de la mañana sin comer absolutamente nada, ni un mísero vaso de agua y parece que el día va a ser largo. Tengo que estar en el hospital a las 4 p.m. aunque me meten en quirófano a las 5 p.m…Claro, que si esto de operarte sigue el mismo procedimiento de puntualidad que la espera para el medico de cabecera, mas vale que me vaya acostumbrando a esa bata verde porque vamos a pasar muchas horas juntas.

¿Nervios? Por ahora no, la verdad es que estoy deseando que me lo quiten y que esa menopausia que me da con las inyecciones se vaya a hacer puñetas. Ahora entiendo a todas las mujeres menopausicas que se quejan de los calores que les dan porque ¡son de lo peor!

Bueno, espero que mañana, aprovechando que estoy de baja oeoeoeoe, os pueda contar mi súper experiencia londinense, “quirofanal” y hacer el MEME tan chulo que me mando Ana.
 
Pues como le he dicho a mi gente, ha sido un placer conoceros y que os llevo en el corazón (por si me pasa algo).
Aqui os dejo una cancionzuela para que no se os haga muy larga la espera 😉
Besos,
 
Amanda
Anuncios

5 marzo 2009: Sra Bekham, me voy “pa” su tierra.

 

Pues si Sra. Bekahm, mañana a estas horas estaré en tierras londinenses, inhalando ese aroma a rosas que debe de haber por las calles de esa su ciudad, aquí como usted bien dijo el ajo nos inunda…y que rico esta. 

Cataré esa gran gastronomía que poseen, disfrutare de ese clima placentero, envidiaré la simpatía y amabilidad de sus gentes y como no, me paseare por las calles mas “in” que la vieron nacer, nada que ver con las de nuestro país, claro esta.

Así que sin mas, me despido de usted y espero que a mi vuelta pueda darle la razón en toda y cada una de las cosas que he enumerado anteriormente. Y a vosotros, mis queridos amigos blogueros ya os contare como me ha ido por esas tierras de Enrique VIII y CIA, mientras os dejo con una cancioncilla que tarareo desde hace unas semanas ( Paulana, al final la he puesto, jejeje…)

Besos,

Amanda 

 

23 febrero 2009: I miss you!

 

 

Anoche mientras me hacia la cena mi mente no paraba de darle vueltas a lo mal que lo esta pasando mi amiga y al fin de semana tan horroroso que habia pasado, primeros carnavales metida en casa disfrazada de “Amanda viendo la película de cuatro” cuando oí turumturumturumrurmm, parece un zumbido del Messenger, me acerque al ordenador y vi una ventana abierta con la foto de Paolo y una solicitud para la webcam. Le di a aceptar y me fui a la cocina, deje lo que me estaba haciendo, cogí pan de molde una rodaja de jamón y otra de queso, y ¡marchando!

 

Empecé contándole lo de mi caótico fin de semana y menuda panzá a reír que se metió. Paolo es el típico que cada vez que se cae alguien se pasa un día entero recordándolo y riéndose y no te digo nada si la que se cae soy yo, parece que disfruta el doble, ¿tenias que haberte visto tendida en el suelo? ¿Pero como pusiste ese pie? ¿Si vieras como la gente te miraba? ¡Qué cara tenias! ¡Como no te vas a caer, con eso que llevas en los pies! Y un largo etcétera…Eso si, cuando necesito consuelo, no hay nadie como el, no se como lo hace, pero siempre tiene las palabras que necesito escuchar, la frase que necesito oír, una caricia, un beso y esos ojillos que me miran…

Aiiins…Que duro es esto, con lo que yo he sido…Quien me ha visto y quien me ve…

 

Cuando le conté lo del hospital, puso esa cara, con esos ojillos de “eres lo mejor de mi vida” y me empezó a decir cada cosa…Se me transformo la cara en un instante, me quede embobada mirándolo a través de la pantalla del ordenador ¡que guapo! Si es que esta mas guapo que cuando estaba aquí, esta guapísimo, míralo…cada movimiento que hacia, cada cosa que decía, cada gesto, todo me parecía lo mejor del mundo. Tan cerca pero a la vez tan lejos…

 

Antes de irse a Méjico, nuestra relación estaba llena de altibajos, dudas, inseguridades pero ahora, ahora que no lo tengo aquí a mi lado, me doy cuenta de lo mucho que lo quiero y lo mucho que lo necesito, parece que mi vida sin el no es lo mismo, me dejó un vacío imposible de rellenar, ni amigas, ni familia, ni nada puede ocupar ese hueco que Paolo dejo al irse.

 

Pero hay algo que me consuela, que tarde o temprano, aquí o alli, en esta vida o en otra, estaré con el, porque hoy por hoy es lo que mas quiero.

                                                                                           Amanda

 

 

17 febrero 2009: Un martes por la mañana ¿en casa?

 

Riiiiiiin…Riiiiiiin…mmmm…que gusto da escuchar el despertador en días como estos… parece que hoy no lo maldigo al sonar…Hoy no, hoy es diferente. Hoy es como cuando me iba de pequeña a una excursión y me despertaba a las siete de la mañana preparada para afrontar ese gran día. ¿Qué por que? Porque…solo trabajare unas horitas.

 

Hace ya un tiempo que la ginecóloga me dijo que tenia que hacerme un escáner y un electro para mi operación, por eso hace unas semanas y con mucho ojo, llame para pedir cita y me la dieron oooooh que pena para un martes por la mañana, tal día como hoy.

 

Así que a eso de las doce he ido al despacho de mi jefe y le he dicho Ivan tengo que marcharme ya, de verdad que lo siento pero ya sabes como va esto de los médicos jajajajajajaja…cuando en el fondo pensaba ¡ahí te quedas capullo y ahora te toca hacer mi trabajo de hoy! Que mala soy pero que feliz me hace…

 

El día que me dieron la cita llame a mi madre

 

A: Mama, ¿Cuándo te hacen un escáner y un electro hay que quedarse en pelotas?

 

MA: Si, para el escáner de cintura para arriba, pero creo que si llevas una camiseta blanca no hace falta.

 

A: ¿Quedarme en tetas delante de un tío que no conozco? ¡¡ Aaaaaaaaaaaaaah!! Seguro que me las mira con cara de deseo, ¿y si me las toca? ¿Y si no puede dejar de mirarlas? Y si… y si… y si…

 

MA: Nena, ellos están acostumbrados a ver miles de chicas desnudas, no pasa nada. No te pongas histérica por eso, además, no has pensado que puede ser una chica.

 

A: Mama, pero yo no solo miles de chicas, yo soy yo, joder. ¿Por qué nunca entiendes esto? Además, seamos relistas, soy gafe, joder, soy gafeeeee.

 

MA: Haz lo que te de la gana, pero piensa que tienes que hacerlo.

 

Fue dejar el teléfono e irme como una loca a sacar toda la ropa de verano buscando la camiseta blanca mas escotada y transparente del universo. Mejor eso, que quedarse en tetas delante de un pervertido, ansioso de mirar pechos de jovenzuelas.

  

Cuando he llegado el hospital, con mi camiseta blanca bajo la camisa, como no sabia para donde tirar, me he acercado a un mostrador y le he preguntado a una chica que estaba embobada frente a una pantalla de ordenador. Perdona, ¿la sala de rayos x? Yo pensaba que me iban a dar allí las uvas y que me contestaría en febrero, pero del 2010…tic…tac…tic…tac,…aparta la vista del ordenador y con una cara entre asco, odio y angustia me dice ¿Es que no lee los carteles? Sin darme tiempo a decir nada, me dice Es por ese pasillo, al fondo. Me he ido por no liarla, ya tenía yo bastante con el pervertido que me iba a mirar como para ponerme a verdulear con la tipa esa.

 

He llegado a un pasillo algo oscuro y medio destartalado y me he sentado en un banco frente a una puerta que ponia “rayos x”. Después de un buen rato esperando, sale una chica, bueno para ser exactos una bestia con cara de pocos amigos, que grita “Amanda Caro, Amanda Caroooo…” ¡Es una chica, es una chica, es una chicaaaaaaaaaaa! Me ha abierto la puerta y me ha dejado sola en un cuarto que tenia una ventana que daba a otra sala donde estaba ella y ¡un maldito grupo de unos seis chicos y tres chicas mirando por la ventana hacia donde yo estaba! ¿Que cojones hace esa gente ahi? Y me ha gritado desnúdate de cintura hacia arriba, como no sabia que hacer le he dicho ¿también el sujetador? Entonces me ha mirado a traves de la ventana y me ha dicho ¡claro!… ¿Camiseta blanca…? *^*¨Ç^*^&%$ ¡Maldita seaaaa!

 

Así que me he dado la vuelta, poniéndome de espaldas a la ventana, me he quitado todo, lo he dejado sobre una silla que había frente a mi, he cerrado los ojos apretándolos muy fuerte, he lanzado un pequeño suspirito, me he cagado en el maldito pólipo de los cojones y me he dado la vuelta con toda la naturalidad que he podido y allí estaba yo, en tetas delante de toda esa gente mirandoME.

 

Cuando ha terminado mi humillación publica, la bestia me ha dado los resultados y me ha dicho espero que no te importe pero es un grupo que esta de practicas y les estamos bla bla bla… ¡Maldita zorra! ¡Y me avisas ahora! Aaaaaaah ¿Un grupo de practicas?

 

 

Definitivamente soy gafe, pero eso si, una gafe con las tetas mas famosas de Murcia.

 

 

                                                                                                                            Amanda

16 febrero 2009: Caótico fin de semana.

 

El viernes salí del curro con ganas de comerme la ciudad y de paso bebérmela también. Llevaba unos cuantos meses sin salir y eso para una persona que le gusta vivir mas de noche que de día pues…pesa.  Así que llame a Sara y le propuse un fin de semana de fiesta nocturna y resaca diurna y sin pensárselo ni un segundo acepto mi propuesta. Llame a Carol pero…ella ahora tiene otro asuntillo entre manos que ya os contare mas adelante. Así que hice mi “mini” maleta y me instale en casa de Sara todo el fin de semana.

La salida del viernes empezó demasiado bien para terminar no tan bien. Cenamos en una tasca, el camareso se paso toda la noche ligoteando con nosotras y la cena nos salio a 5 euros por cabeza. Parecía que la noche auguraba grandes momentos y en eso… no nos equivocamos del todo.

Consecuencias del viernes noche: Dos rodillas moradas, un ojo vampiresco y una lentilla perdida en el espacio sideral.

Consecuencia del sábado noche: 150 euros menos y un subidón de ego descomunal.

El domingo cuando llegue a casa y me senté en el sofá, me puse a hacer balance del fin de semana. Me lo había pasado genial, lo apuntare en la lista de mis noches para no olvidar.  Ha sido completito, tapeo, cervecitas, cubatillas, bailes, ligoteo, muuuuuuucho ligoteo, Amanda por el suelo para amenizar la noche al resto de los mortales, hombre clava su codo en mi ojo y me salta una lentilla, mas de la mitad de la noche viendo por un ojo si y otro no, me gasto unos 150 € en una sola noche, ¿en que? eso me gustaria saber a mi. En fin ¿Qué mas se le puede pedir a un fin de semana?

                                                                                                                             Amanda

5 febrero 2009: ¿Una noche relax? ¡Ja!

 

Pipi pipi…

 

S: “Amanda tas n tu ksa?”

A: “Sip, m stas controlando? Jeje”

S: “En 10 min toy alli”

 

Dejé el móvil, mire el reloj. Las diez y cinco. Cogi el vaso de cerveza que tenía sobre la mesa y me lo bebí de trago, me deje caer de golpe sobre el sofá, intuía que la noche iba ser larga.

 

Sara trabajaba desde hacia un año de relaciones publicas. A principios de julio la empresa para la que trabajaba empezó a sufrir los primeros azotes de la crisis por lo que decidieron tomar medidas y empezar a deshacerse de su “tripulación”. A Sara le toco una semana después de mi llegada a Murcia tras mis vacaciones.

 

De un día para otro, sin precalentamiento ni previo aviso, llego el director general y le dijo que quería hablar con ella. Se metieron en un despacho y después de comerle un poco la oreja con lo maravillosa que era, lo contentos que estaban con su trabajo, el interés que le ponía a todo, llegó el típico PERO…ya sabes, las cosas no van bien bla, bla, bla, ASI QUE….te vas a tomar por culo. Supongo que se lo diría con otras palabras pero el mensaje fue el mismo.

 

Sara se quedo realmente hundida, era una de las personas que mas disfrutaba con su trabajo y además parecía que estaba hecho a su medida. Durante un tiempo estuvo sin salir mucho a la calle, descuido un poco su aspecto físico e incluso llego a engordar unos cuantos kilos y teniendo en cuenta que para ella la imagen es lo primordial en la vida, pues fue algo realmente preocupante. En septiembre retomo las visitas a su psicóloga Marta y volvió otra vez a lamentarse continuamente de que nadie la quería. Eso si, no perdió el tiempo y después de dejar a Roberto, aquel amago de medio novio, follamigos o lo que fuera, se dedico a lo que mas le gusta, disfrutar de los hombres y de todo lo que estos le ofrecen pero siempre en  un mismo plano, el sexual.

 

Desde hace un par de meses parece que vuelve a ver un poco la luz y digo un poco porque desde que la echaron no ha recibido ni una mísera oferta de trabajo. Marta su psicóloga le dijo que tenía que marcarse metas y empezar a ocupar su tiempo en algo que le gustara. Así que se puso a dieta para perder los tres o cuatro kilos que había cogido, se apunto a un gimnasio y también a un curso de ingles.

 

 

Meeeeeeeek.

 

A: Si?

S: Abre!

 

Le deje la puerta abierta para no tener que levantarme otra vez… 

 

 

S: ¡Joder!, puto viento de mierda, esta tarde fui a la pelu y mira, mira que pelos. Hasta los huevos estoy.

A: ¿Es que has comprado cena?

S: No, es bebida.

A: Nena, ¿para que compras nada? Yo tengo por ahí algo.

S: El único alcohol que hay en esta casa son las mil cervezas del frigo y lo que yo necesito es algo fuerte.

 

En ese momento saco una botella de ron de la bolsa y la puso sobre la mesa. Cuando nos fuimos a la cama, en un estado más que lamentable, el reloj marcaba las cuatro y veintitrés y a la botella le faltaba…le faltaba…bueno, dejémoslo en que le faltaba.

 

Y así fue como mi noche relax se convirtió en un ciego total.

 

 

                                                                                              Amanda

 

 

 

2 Febrero 2009: ¿Volvera Amanda?

 

No os penséis que “la Maldita” solo viene acompañada de un dolor de ovarios de aupa, no, no, no, ella es mucho más que todo eso. Esta “chica” tiene el don de convertirme en una psicópata. ¿Que a que me refiero con esto? Muy sencillo, hace que pase de estar llorando por las esquinas, con el pañuelo de papel lija limándome la nariz cada vez que el moco cuelga, los ojos rojos al mas puro estilo de un porretas y de un tamaño tan pequeño por la hinchazón que parecen que van a desaparecer, a parecer un perro con rabia, ladrándole a todo lo que tengo mi alrededor. Así me he pasado todo el día de hoy, de desgraciada a perro, de perro a desgraciada, de desgraciada a perro…

Esta mañana el despertador ha sonado una media hora antes, un duro trabajo me estaba esperando, devolver al hijo de Cher a su película, de donde nunca debió haber salido, y recuperar a Amanda. Después de estar mas del tiempo estipulado delante del espejo echándome en la cara todo lo que encontraba, base, corrector, mas base, un poco mas de corrector, polvos, sombras, Kohl (que me gusta a mi esta palabreja), mascara de pestañas y alguna que otra cosa mas. Me he mirado para ver el resultado final y si, efectivamente el hijo de Cher se había ido, pero otro ser se había apoderado de mi cuerpo, ante mi estaba nada mas y nada menos que Sarita Montiel.

Así que disfrazada de Sara y hecha toda una psicópata he empezado esta maravillosa semana que parece ser, augura grandes momentos…

Amanda