Posdata: Te quiero

Sara me dijo este verano: “Tía me estoy leyendo un libro en el que la protagonista me recuerda un montonazo a ti, cuando lo termine te lo dejo, tienes que leértelo esta muy bien”. Me dejo un poco pensativa, ¿la prota se parece a mí? Es la oportunidad perfecta para saber o hacerme una idea de como me ve Sara. Así que cuando pasó el verano y asimile la ida de Paolo, la noticia de mi “polipito”, me puse mi primera inyección y mi vida se medio encauzo otra vez, es decir hace una semana, me fui una librería y me lo compre. Anoche a las tres de la mañana termine de leérmelo.

No solo no lo recomiendo sino que os prohíbo la lectura de este libro. ¿Como es posible que se hayan vendido mas de 100.0000 ejemplares en castellano? Claro que yo soy uno de ellos…No me gusto nada, decepción total ¿Que final es ese? No, no y noooo. Además si hasta le cogi manía al marido… ¿eso como se come?

Tendré que ver la película a ver si recibo consuelo por algún lado…

                                                                                                                                  Amanda

                   posdata-te-quiero-poster

 

Como no hay ningún fragmento que me guste especialmente, os he puesto este pequeño trocito casi al azar: (Ediciones B, pg 35);

Holly contuvo el aliento y, con los ojos bañados en lágrimas y el corazón palpitante, leyó la carta manuscrita, sabiendo que la persona que se había sentado a redactarla nunca podría volver a hacerlo. Acaricio la palabras con la yema de los dedos, consciente de que la ultima persona que había toca do la hoja de papel era el.

 

Anuncios

Drácula

 

 

Soy súper fan de los mercadillos de libros. Me explico. Estas ferias que ponen de vez en cuando en las ciudades, donde solo se venden libros. Nuevos y de segunda mano, estos últimos me gustan especialmente, y por supuesto de todos los géneros habidos y por haber y de todas las épocas.

 

Cuando lo ponen en Murcia, me vuelvo como loca. Eso si, mejor sola que soportar ¿nos vamos ya? ¿Todavía estas hay parada? ¿Pero que miras? ¿Te queda mucho? Estoy allí esperándote…Buf! Así es Paolo, creo que el último libro que se leyó fue de lectura obligatoria en el colegio.

 

Pues en uno de estos fue donde encontré a mi querido Conde Drácula. Lo vi y dije… eres mió muñeco…por ¡3 eurillos! y a estrenar… ¿Quién da más?

 

He de decir que jamás en mi vida había visto una película sobre el personaje de Drácula, sabia de el, porque… ¿Quién no conoce al Conde? El caso es que pensé Amanda ya va siendo hora de que sepamos la verdadera historia… de uno de los personajes mas famosos de la… ¿ficción? o ¿mitología? O ¿realidad?…que cada uno piense lo que quiera…que yo lo tengo claro.

 

No os quedéis sin probar esos momentos tan sen(sex)suales que tiene la novela… ¡fantásticos!…

                                                                                                                                                   Amanda

                                                                                                                                             

              

 

 

 

Aquí va uno de mis fragmentos favoritos, pag. 179

 

Arthur tomo su mano y se arrodilló a su lado. Lucy estaba más hermosa que nunca, con todas sus líneas suaves tono con la belleza angelical de sus ojos. Entonces estos se cerraron gradualmente y se quedo dormida. Durante un rato su pecho se movió suavemente y su respiración se volvió como la de un niño cansado.

 

Entonces casi imperceptiblemente ocurrió el cambio extraño que yo había notado durante la noche. Su respiración se hizo mas estertórea, la boca se abrió y las pálidas encías, muy retraídas hacían que sus dientes se vieran mas largos y afilados que nunca. Es una especie de somnolencia vaga, e inconsciente, abrió los ojos, cuya mirada era triste y dura al mismo tiempo, y dijo con una voz voluptuosa y blanda como nunca había oído de sus labios:

 

   – ¡Arthur! ¡Ay amor mio! ¡Como me alegro de que hayas venido! ¡Bésame!

 

Arthur se inclino ansioso por besarla, pero en ese instante Van Helsing, a quien como a mi le había sorprendido la voz, se abalanzo sobre el, lo agarro del cuello con ambas manos y lo tiro para atrás con una fuerza que nunca pensé que pudiese tener…

 

El ocho

 

Después de La Joven de la Perla, me apetecía algo de acción y mirando en mi “biblioteca” me encontré con este libro El ocho.

Si os soy sincera, El Ocho se escribió en el 2004 y un año después me lo compre. Todo el mundo me hablaba de el como si fuera la octava maravilla así que dije…habrá que tenerlo.

De media me puedo leer un libro al mes o cada dos meses, así que imaginaos las vueltas que le di a este. Cuando me termino un libro voy a la “biblioteca” y echo una miradita rápida sobre los que no he leído y este siempre lo pasaba, nunca me apetecía leerlo porque siempre había otro que me interesaba más.

Hasta que hace unos días me dije Amanda no podemos retrasar mas este momento…así que lo cogi sin muchas ganas y no me he despegado de el hasta hoy, que lo he terminado. Sencillamente divertido, entretenido, misterioso, de lectura fácil…

Al final todo aquel que me lo recomendó tenían razón, así que..¡¡ mil gracias!! 

Este fracmento es uno de tantos que me han gustado y en los que aparecen personajes de lo mas interesantes.

Disfruten de esta aventura.

Amanda

 

Mirelle estaba lo bastatante cerca como para ver que era un joven de extraordinaria belleza. Llevaba suelto el largo cabello castaño, que caía hasta los hombros. Los grandes ojos gris azulados, sombreados por espesas pestañas, acentuaban la palidez traslucida de su piel. La estrecha nariz romana era un tanto aguileña. Los labios, bien formados, tenían una expresión de desde cuando echo una ojeada a la ruidosa multitud y le dio la espalda.

 

 

Después lo vio ayudando a alguien baja del carruaje, una criatura hermosa de no mas de quince años, tan pálida y frágil que a Mirelle le inspiro serios temores.La niña se parecía tanto al soldado que Mirelle tuvo la seguridad de que eran hermanos, y la ternura con la que el ayudaba a su joven compañera a bajar del coche abono esta suposición. Ambos eran menudos pero bien formados. Constituían una pareja de aspecto romántico, pensó Mirelle, como el héroe y la heroína del cuento de hadas […]

 

 

Ante estas palabras, la niña sonrió y oprimió el brazo de su hermano. Se miraron amorosamente a los ojos. Después el soldado volvió a coger la maleta y tomo las riendas del caballo mientras su hermana daba el brazo a Mirelle.

 

 

-No lo lamentéis mademoiselle-dijo la niña-.

 

 

Permitidme presentarme.Mi nombre es Maria Anna, pero mi familia me llama Elisa. Y este es mi hermano Napoleone… de la familia Buonaparte.

 

La Joven De La Perla

 

     A pesar de vivir en un mundo rapido, estresante y agotador, todas las noches desde hace tres semanas, tenia una cita con Griet y su mundo.

     La primera vez que vi el libro fue en un escaparate de una pequeña libreria de Irlanda. Recuerdo que me pare frente a los cristales de la libreria y me quede mirandolo durante un largo rato mientras pensaba “Girl with A Pearl Earring” este libro tiene que ser mio. Ya, ya se que te estaras preguntando ¿y por que no lo compraste? Muy sencillo, por aquella epoca era un poco pobre, vivia en irlanda, trabajaba en lo que podia y mi alquiler era casi superior a mi sueldo, vamos un lujazo. Cuando deje Irlanda y me vine a España, dos años despues, el destino quiso que me reencontrara frente a frente con esta pequeña joya.

    Una tarde mientras caminaba por la avenida donde todos los años ponen los puestos de libros de segunda mano, lo vi. Alli estaba, escondido debajo de otro, me vasto ver la mitad del libro para saber que era Girl with A Pearl Earring y quiso ademas el destino, que el libro escrito por Tracy Chevalier estuviera escrito en ingles. Asi que por tres eurillos tuve mi Girl With A Pearl Earring.

     Es una lectura tranquila, descriptiva, con mucha armonia, llena de rareza y con un ritmo fabuloso. Tambien tiene algo de misterio y sensualidad. Es una joya que todos deberiamos de tener en nuestra libreria. Como muy bien la califico The Times, “A jewel of a novel”.

     Este fue para mi, uno de los momentos mas fascinantes de la novela…

     Disfruten de la lectura.

      Amanda.

 

Girl With a Pearl Earring, pg.220-221
 
I took my place in the lion-head chair and waited.
 
When he turn at last to face me, his eyes were masked.
 
More than ever, I did not know what he was thinking.
 
“So you will leave us”, he said.
 
“Oh, Sir, I do not know. Do not pay attention to words in the street like that.”
 
“Will you marry him?”
 
“Please do not ask me about him”
 
” No, perhaps I should not. Now, let us begin again”. He reached around to the capboard behind him, picked up an earring, and held it out to me.
 
“I want you to do it” I had not thought I could ever be so bold.
 
Nor had he. He raised his eyebrows and opened his mouth to speak, but did not say anything.
 
He stepped up to my chair. My jaw tightened but I managed to hold my head steady. He reached over and gently touched my earlobe.
 
I gasped as if I have been holding my breath under water.
 
He rubbed the swollen lobe between his thumb and finger, then pull it taut. With his other hand he inserted the earring wire in the hole and pushed it through. A pain like fire jolted through me and brought tears to me eyes.
 
He did not remove his hand. His fingers brushed against my neck and along my jaw. He traced the side of my face up to my cheek, then blotted the tears that spilled from my eyes with his thumb. He run his thumb over my lower lip. I licked it and tasted salt.
 
I close my eyes then and he removed his fingers. When I opened them again he had gone back to his easel and taken up his palette.
 
I sat in my chair and gazed at him over my shoulder. My ear war burning, the weight of the pearl pulling at the lobe.
I could not think of anything but his fingers on my neck, his thumb on my lips.
 
He looked at me but did not beguin to paint. I wondered what he was thinking…
Publicado en Libros, Literatura. Etiquetas: . 1 Comment »