Resumen de estos tres meses: El recibimiento

 

Iba en el bus con esa cara de idiota que se te pone cuando estas pensando en algo que te gusta, en mi caso, lo que haría al llegar a casa. Bajaría del taxi, abriría la puerta, esperaría al ascensor mientras delante del espejo me retocaría el pelo, me bajaría mi súper camiseta ajustadisisisma marcando pecho, pondría morritos, caras de zorrilla y sonrisas picaronas. Me subiría en el ascensor donde seguiría con mi sesión de espejo. Bajaria. Abriría la puerta, soltaría la maleta y buscaría a Paolo por toda la casa, el estaría en el salón sin camiseta, sudoroso, marcando los músculos del abdomen y brazos arreglando el aire acondicionado. Entonces le chistaría y con mis ojos le diría “házmelo… aquí mismo”.

 

Menuda fantasía…porque en eso se quedo…en una fantasía…

 

Me baje del taxi, abrí la puerta, sesión de espejos y ascensor. Conforme iba subiendo el corazón se me aceleraba más y más. Me tire de la camisa hacia abajo, ultima mirada hacia el pecho… ¡perfecto!, me coloque los vaqueros, metí la llave en la cerradura y lentamente la fui girando, cara de zorra y…

 

                            Marina, ¿Qué cojones haces tu aquí?

 

Y yo me pregunto… ¿Los hombres son idiotas o solo lo es el mió? Porque, ¿que persona con dos dedos de frente invita a su casa el mismo día que la novia llega a la zorra (Marina) que le tira los trastos (a Paolo) en el santo morro de su novia, (la menda) ? Estuve quince días fuera de vacaciones y la invita ¡el mismo día que llego! No lo entiendo, de verdad, no lo entiendo.

 

Cuando abrí la puerta ella se levanto del sofá, Paolo se quedo placidamente sentado como si nada. Hasta que dije Te vas ya, ¿no? Me miro de arriba abajo, sonrió y dijo: Bueno Paolo, seguimos hablando. ¿Hablando de que? ¿Qué coño hace? ¿De que va? Si es que hay cosas que se escapan al entendimiento…Se dieron dos besos, paso por mi lado me dijo Nos vemos pronto Amanda. ¡Que te jodan! No se lo dije pero…con ganas me quede.

 

La bronca que tuvimos acto seguido fue la de…

 

P: Estas loca, es buena chica, le caes bien, quiere conocerte, no le das la oportunidad, no te entiendo, porque eres así, no juzgues a la gente, hay que hacer siempre lo que quieres…

A: Estas ciego, no te enteras de nada, eres un pasota, vas a tu bola, eres un egoísta, no piensas en mi, no te importo…

 

Acto seguido cada uno se fue a una punta de la casa y teniendo en cuenta que es una caja de cerillas, fue toda una proeza no volver a vernos hasta que nos fuimos a la cama. Una vez allí, cuando estuvimos metidos, dándonos la espalda, me dijo: Mañana por la noche no hagas planes que tenemos que hablar.

 

Esa noche no fue la única que no pegue ni ojo, se me esperaba una larga temporada de insomnio…

                                                                                                                            Amanda

Anuncios

4 diciembre 2008; Hoy no…

 

Hoy no me encuentro, me siento como una particula insignificante que vaga por el universo.

Hoy no soy nada, me gustaria no pensar, dejar mi mente en blanco, dejar de sentir, dejar de sufrir.

Hoy no puedo dar mas de mi. Siempre con una sonrisa en la cara, con un brazo tendido ofreciendo ayuda, con palabras que reconfortan, con un hombro sobre el que llorar.

Hoy no. Hoy no puedo. Hoy no tengo fuerzas.

Hoy solo veo aquello que quisiera tener pero no tengo, aquello que quisiera ser pero no soy.

Hoy solo veo perfeccion en los demas pero no en mi.

Hoy quisiera ser una mezcla de la perfeccion que me rodea,

                       La belleza de Sara,

                       La inteligencia de Carol

                       El conocimiento de Violeta

                       La paciencia de Paloma

                       Y la profesionalidad de Paolo.

Hoy siento envidia, envidia de todo lo que me rodea.

Hoy no quiero ser yo.

Hoy quiero ser otra.

                                                                                                                                                  Amanda